58- TRANSFORMA EL PAD BOMBO DE TU BATERÍA ELECTRICA Y CONSIGUE EL TACTO DE UNA ACÚSTICA

¿BUSCAS ALGUNO DE MIS LIBROS?

Hola, mi familia del palo.

Bienvenidos al capítulo del 15 de julio, capítulo 58 ya de este videoblog o videopodcast. Llámale como quieras, basado en todo lo relacionado con la batería y el cuerpo.

Hay algunos pads de bombo de baterías electrónicas que no funcionan como deben; O rebotan demasiado, o son muy duros… A cada golpe de maza se van… Y claro, como no puedes estudiar en una batería acústica  o simplemente no tienes acústica, y sólo tienes la  electrónica a mano, pues te jode la vida.

Por eso hoy, preguntas y respuestas. Y no solo te explico cómo solucionar la textura del pad con un truquillo, sino que además este apaño te ayudará a mejorar en tu técnica de bombo. ¿No te lo crees? Vamos al lío.

Esta semana, apareció un comentario en el capítulo 30. Carlos Naranjo se quejaba de que el pad de su batería electrónica caminaba mientras tocaba y que no había modo de tener una textura guay en el pad de su batería electrónica.

Y  me vi reflejado, porque no tan solo me ha pasado a mí, sino que le ha pasado lo mismo a muchos alumnos. Por eso puedo decirte que el truco de hoy está más que contrastado.

Siempre he considerado las baterías electrónicas como un complemento de una batería acústica. La electrónica te sirve para estudiar en un piso o para tocar de noche… Pero lo malo es que como complemento, una de las asignaturas pendientes es la textura de las superficies y el tacto, esa sensación de parche.

Por otro lado está el tema de la habilidad. Hay superbateristas que sacan el material de la caja y ya les funciona . No sé tu, pero en mi caso para sacar el máximo rendimiento, necesito que todo esté perfecto tanto en posición como en tacto. De ahí la obsesión para profundizar en estas movidas. Y en lo que se refiere al bombo, ni te cuento… De ahí mi segundo libro…

La pregunta es: ¿cómo hacemos que el pad de bombo de nuestra electrónica se asemeje a una acústica en lo que se refiere al tacto? Cuando el pad de nuestra batería electrónica tiene una medida de 8 o 10 pulgadas, porque usan los mismos pads tanto para caja como para bombo.

Ahí la solución pasa por meter un poco de espuma de poca densidad, envuelta en un trapo de cocina o en una toalla de estas de medida videt. Pones la espuma y la rodeas con el trapo, y lo fijas todo con un poco de cinta.  Si pones solo la espuma, los golpes de maza se la van a cargar pronto, y lo que hace la tela es proteger el conjunto.

¿Y qué pasa si tienes un pad de bombo con parche de malla?

Estoy seguro de que notarás usando el parche de malla que la reacción del golpe de maza es exagerada y provoca un rebote de tres pares.

Ahí vamos a usar la espuma o el trapo de cocina de otro modo.

Lo que haremos será desmontar el parche y situaremos el trapo de cocina entre el sensor y el parche. Como existen mil formas en las que los fabricantes sitúan este sensor, ahí sí que tendrás que ser un poco creativo, porque a veces hay que rodear un poco el sensor con papel para rellenar los huecos. Luego sitúas el parche y le pones los tornillos. En mi caso, para encontrar una textura guay, no los puse todos.

¿Y qué ganamos con esto?

  1. Al reducir el impacto de la baqueta con todo el conjunto, todo se mueve menos y es más fácil que se mantenga en su lugar.
  2. Al ganar un tacto más realista, es más sencillo estudiar todo el trabajo de pies, y la transición de la técnica del set electrónico al acústico es mucho más sencilla.

Lo que está claro es que si tenemos que estudiar o tocar y no hemos sido tocados por la mano de Dios, tenemos que currar mucho. Cuanto más pongamos las cosas a nuestro favor, mejor será el rendimiento que saquemos de la batería.

Chaoooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *