La posición de la caja influye en el rendimiento al tocar. Capítulo 24

¿BUSCAS ALGUNO DE MIS LIBROS?

NOVEDADES: CURSO GRUPAL.

La tensión en tu técnica de manos

A FINALES DE JUNIO ARRANCAMOS LA ESCUELA ON-LINE

RESERVA TU PLAZA SIN COMPROMISO

¡Hola, mi familia del palo! Feliz sábado bienvenidos al capítulo del 29 de octubre, entrega número 24 ya de este videoblog, o videopodcast.  Hoy especial de pregunta y respuesta, hoy voy a hablarte de uno de los elementos que más influyen en la mejora del rendimiento al tocar la batería, y en la estabilización de la postura al tocar. y aunque parezca mentira, este tema es uno de los que más comento en mis sesiones privadas, me refiero a  cómo la posición de la caja influye en el rendimiento al tocar.

Así que, vamos al lío.

Hoy resolveremos la duda de Edu, de Aranda de Duero. Edu es uno de los bateristas que ha venido a hacer una primera sesión de diagnóstico en mi estudio. En una de las siguientes sesiones de contacto, me comentó que necesitaba un poco de resumen de todo lo que habíamos dicho acerca de la posición de la caja, porque hay un montón de factores que pueden ayudarnos o perjudicarnos al respecto de este tema.

Os confieso que hoy abrimos un melón de los gordos, así que vamos a enlazar con algunos capítulos anteriores del videopodcast para que no nos roben tiempo a este capítulo y para que puedas profundizar más en cada cuestión, así que prepárate que viene curvas.

Hay dos grandes áreas a analizar, la del instrumento y la del humano. Vamos primero a la del instrumento.

Uno de los primeros problemas que tenemos los bateristas, es la gestión del espacio que nos separa del instrumento. En mi primer libro Primero el batería, (encuéntralo aqui) uno de los puntos que analizo al principio del libro es que los bateristas no tocamos la batería… y te dirás ¿cómo? Pues, si, a diferencia de otros instrumentistas como los guitarristas, los pianistas, etc. , nosotros no tocamos nuestro instrumento directamente, lo que hacemos es accionar unas herramientas, conocidas como baquetas, que son las que realmente impactan con el instrumento. y este no contacto directo, provoca un espacio que debemos aprender a gestionar.

El segundo aspecto que tiene mucho que ver es la forma de la batería. Fíjate que un tambor tiene forma redonda, y esta forma circular es el segundo problema. Existe un , factor, hecho, efecto óptico,… al que se llama lógica visual. Este aspecto lo usan muchísimo los diseñadores, trata acerca de la jerarquía y la discriminación de elementos que hace nuestra visión. Y en el caso del círculo, parece que está probado que el humano cuando ve un círculo tiene tendencia a buscar su centro. Al darle un golpe a un círculo, la tendencia es la puntería. y de ahí que la posición de este círculo, determine el recorrido que deberemos  hacer hasta ese centro que buscaremos.

Vamos ahora al aspecto humano; nuestro ideal es que cualquier acción que vamos a buscar en la batería sea lo más relajada posible, y esto es antagónico con idea de dar porrazos, que está más relacionada con la fuerza que con la relajación, con lo que tener ciertas herramientas y conocimientos que vayan más allá de dar golpes, mal no nos va a ir.

Primer punto, para tocar los más relajados posibles, buscaremos la posición más relajada de nuestro cuerpo. Y no vale decir en el sofá…  Es evidente que la posición más relajada de nuestro cuerpo sería tumbado en el suelo, pero desde allí no podemos tocar, con lo que lo mínimo que tendremos que hacer es ponernos de pie y sentarnos.

Una vez entendido cómo funciona la pelvis, y la altura del taburete  (te dejo enlace al capítulo 9), podremos detectar que esa postura provoca una posición de hombros, codos, y unos ángulos de manos y antebrazos determinadas, que marcan la posición de descanso articular (te dejo enlaces al capítulo 13 y capítulo 14 para profundizar más en el tema).

Pero con los brazos así tampoco podemos tocar, y debemos añadir un punto más de tensión para flexionar el antebrazo, ¿pero hasta dónde? Pues depende…   Influyen desde  las dimensiones de tu brazo ,las dimensiones de tus piernas y  la altura de tu taburete… (de nuevo te dejo enlace al capítulo 8 donde te hablo del ángulo del antebrazo) sin embargo, lo que intentaremos será que la altura del antebrazo, como mínimo, no tenga interacción con un posible movimiento de la pierna…

Pero, aun así, no podremos tocar, quedará agarrar las baquetas, (te dejo enlace de nuevo del capítulo 6— donde te cuento los distintos tipos de agarre) con lo que añadiremos otro punto de tensión para llegar a todos los puntos de la posición de descanso articular.  Columna, hombros, codos, ángulos de antebrazo con muñeca, etc.

A partir de aquí, en el punto donde queda la bellota de la baqueta, es donde debemos situar la caja, de un modo que no rompa nada de lo que hemos construido, y con una inclinación que nos permita dar un rimshot, simplemente bajando un poco la posición.

Y aquí uno de los problemillas más habituales. ¿Qué pasa si situamos la caja demasiado lejos, o cerca? Que nuestra lógica visual provocará cambios en nuestra postura para alcanzar la caja, y como hemos dicho, debemos plantear  la caja como elemento central de nuestro set para que no genere problemas. Porque si la caja genera cambios físicos, ¿qué no puede provocar el resto del set?

Bueno familia de palo, hasta el próximo sábado.

chaaaaao

Bueno familia de palo, hasta el próximo sábado.

www.pepobusquets.com

PARA PREGUNTAS: familia@pepobusquets.com

INSCRÍBETE A MI NEWSLETTER: http://eepurl.com/h1L1rn

SÍGUEME EN YouTube SÍGUEME EN FACEBOOK : https://www.facebook.com/bodyanddrums/

SÍGUEME EN INSTAGRAM : https://www.instagram.com/pepobusquets/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *