capítulo 54. TABURETE… ¿ERGONOMICO? LA MEJOR FORMA PARA TU ASIENTO

¿BUSCAS ALGUNO DE MIS LIBROS?

A FINALES DE JUNIO ARRANCAMOS LA ESCUELA ON-LINE

RESERVA TU PLAZA SIN COMPROMISO

Hola, mi familia del palo, bienvenidos al capítulo del 17 de junio, capítulo 54

A mejor material, mejor rendimiento, y si es más caro nos ayudará a tocar mejor y a ser mejor bateristas.

Esta afirmación está muy arraigada en la mente de todos nosotros, y cómo no, también lo estaba en la mente de Jose María y de Andrés, dos de los bateristas que este sábado pasado trajeron sus taburetes y pedales a la masterclass de ajuste y análisis del pedal que impartí en Zaragoza.

Pedales brutales y taburetes caros… Y a la pregunta de por qué tenían ese taburete, respondieron: «Porque es ergonómico…»

¿De verdad un taburete en forma de moto es ergonómico? ¿De verdad nos ayudará a tocar mejor? Hoy vamos a meternos de lleno en este tema para que al final saques tus conclusiones y hasta puede hacer que te ahorres bastante pasta…

Esta semana la ergonomía ha invadido mi cerebro. La respuesta que me dieron esos dos cracks de la batería me dejó atónito.  El sábado lo primero que hice fue intentar dar toda la información que pude para ayudar a que tomaran una decisión informada acerca de sus taburetes. Fue genial porque pudimos hacer comparativas y pruebas in situ, teníamos muchos taburetes y de muchas formas.

Pero lo que me partió en ese instante es que me di cuenta de lo fácil que es apelar a ciertos conceptos en forma de estrategia de venta.

«¿Por qué tienes este taburete? Porque es ergonómico.»

«¿Y qué es ergonómico?» UFF, en ese instante todos empezamos a divagar, hasta yo. Porque me di cuenta de que aunque sí que tenía y tengo muy claro que un taburete de moto es peor y sabía probarlo, no tenía toda la información teórica.

Y por eso, hoy, voy a intentar profundizar más acerca de la ergonomía de ciertos elementos de nuestras baterías. Para que entre todos podamos dar cuanta más luz mejor a este tema.

Y como no lo primero, ir a las fuentes, buscar info. Me he pasado la semana navegando en documentos y escuchando vídeos sobre ergonomía y diseño, y a modo de síntesis, creo que lo mejor es esto:

En la página web de la Asociación Española de Ergonomía se define ergonomía como el conjunto de conocimientos de carácter multidisciplinar aplicados para la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios, optimizando la eficacia, seguridad y bienestar.

De esta afirmación, yo creo que podemos sacar que algo ergonómico nos tiene que servir para adaptar algún entorno o algo a nuestras necesidades, basándose en nuestras características para ser más eficaces, siempre con seguridad y bienestar.

Es decir, adaptar la bate según nuestras características humanas para tocar mejor sin hacernos daño.

Pero si seguimos leyendo la página web, habla de algunos objetivos, y aquí hay chicha de la buena: dicen lo siguiente:

El objetivo de la ergonomía es adaptar el trabajo a las capacidades y posibilidades del ser humano. Todos los elementos de trabajo ergonómicos se diseñan teniendo en cuenta quiénes van a utilizarlos.

Y ahí sí que casi ya lo tenemos, pero aún me faltaba un poquito, y de ahí que me fui al diccionario de la RAE, y buscar cómo se define algo ergonómico:

RAE: Ergonómico:

  1. Adj. Dicho de un utensilio, de un mueble o de una máquina: adaptados a las condiciones fisiológicas del usuario.

Y ahí sí que pienso que damos en el clavo.

Podemos hablar que un hierro o algo en la batería es ergonómico, si este aparato puede adaptarse de modo que nos facilite el trabajo, que en nuestro caso, es tocar la batería, adaptándose al máximo a nuestras condiciones fisiológicas para ser más efectivos.

De ahí, que quizá podemos afirmar que el hierro más ergonómico que tenemos en la batería sea el soporte de jirafa. Es el que más rango de ajuste tiene en altura y profundidad, es hiperadaptable, además, cuando lo manipulamos, habitualmente el diseño de las tuercas y palancas está adaptado para que podamos manipularlo con los dedos y apretarlo sin problemas.

Por lo tanto, el soporte de jirafa, tiene unas características determinadas de ajuste brutales que suman a muchos usuarios.

Y de ahí viene una pregunta, ¿habéis visto algún anuncio de pies de plato de jirafa ergonómicos? Yo no… En cambio, sí de taburetes ergonómicos.

Si analizamos los taburetes en forma de moto y los comparamos con un taburete normal, veremos las siguientes diferencias:

1- El tamaño de tu trasero y de tu pelvis tiene que ser uno y determinado. Si en algún momento es más grande que el asiento que has comprado, como casi todos tienen formas extrañas, bordes y bultos en distintas partes, vas a notar cómo esas protuberancias en el asiento te molestan, en uno redondo no.

2- Te obligan a sentarte de un solo modo, cuando teóricamente, algo que se categoriza como ergonómico debe ser el máximo adaptable, o encajas en la forma o no te vale, un taburete redondo solo es un soporte para tu peso.

3- No se distinguen los unos de los otros en respecto a ajuste de altura, porque básicamente usan las mismas patas.

4- Los de moto determinan la distribución de tu peso respecto al eje de tu taburete, es decir, si tú tienes que sentarte encima de la espiga de tu taburete, debes distribuir bien el peso de tu cuerpo. En este tipo de taburetes no puedes, porque te obligan a sentarte solo en un lugar del taburete, en cambio, en uno redondo y liso puedes ajustar si te sientas más adelante o atrás.

5- Los de moto únicamente tienen un frontal, tan solo puedes sentarte de una manera. Con lo que la degradación del material puede ser más rápida. En cambio, uno redondo puedes ir girándolo.

De ahí que, al comparar estos asientos de moto, teóricamente ergonómicos, con un taburete redondo normal de toda la vida, vemos rápidamente que el taburete redondo tiene más capacidad de adaptación, no solo para un individuo en concreto, sino para muchos. Y por lo tanto, desde mi punto de vista, si alguno de los dos debe tener el título de ergonómico, no es el de las montañas rusas. Ya me contaréis vuestras aportaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *